Para empezar… Primero lo primero

Empezamos la semana y tenemos ya en mente cientos de tareas y objetivos que cumplir. Desde las mundanas tareas domésticas hasta los más importantes objetivos profesionales, pasando por ese tiempo que queremos pasar con la familia y amigos.

Seguramente nunca no nos hayamos parado a pensar cuantas cosas llegamos a hacer a lo largo de la semana, y cuánto nos queda por hacer. Si bien no recomiendo hacer esto,  sí aconsejo la siguiente herramienta para , al menos , clasificar estas tareas para conseguir los objetivos que para nosotros son los más importantes. Se trata de la matriz de Eisenhower para priorizar tareas.Se trata de una herramienta que utilizo muy a menudo en mis sesiones de psicología y coaching

Matriz Eisenhower

Como se puede apreciar en la matriz , para poder decidir las tareas a realizar tan sólo tenemos que discriminar cómo de urgente e importante es esa tarea. Por lo tanto, parece que el cuadrante más crítico para ser efectivos es el urgente- importante. Es decir, si tengo una reunión con un cliente hoy a las 9 de la mañana , en la que está en juego una negociación que puede suponer miles de euros para mi empresa y tengo que preparar un informe completísimo,  definitivamente es la tarea prioritaria donde tengo que concentrar toda mi atención .

Esto es cierto, pero … ¿deberíamos destinar todo nuestro tiempo a este cuadrante? La respuesta es no.  Si todo nuestro tiempo es para este cuadrante, tendremos que replantearnos nuestros objetivos y aprender a planificar mejor nuestro tiempo.  Además, tendremos que empezar a tomar conciencia de cuánto tiempo destinamos a los cuadrantes de los que sí que podemos recortar tiempo, que son los de las tareas no importantes.

Es cierto que vivimos inmersos en este cuadrante la mayor parte de nuestro tiempo, ya que parece que hoy en día tenemos que resolver problemas apremiantes en todo momento, tareas que vencen hoy sean importantes o no , etc. En definitiva, nos pasamos todo el día en crisis.

Pero existe otro cuadrante de suma importancia que es el de las tareas que son importantes pero que no son urgentes, y que son las que solemos desatender con mayor probabilidad. Estas son las tareas que debemos tener en mente al planificar y agendar. Cuando no prestamos atención a estas tareas, acaban transformándose en urgentes. Entonces nos encontramos en situaciones de estrés, culpabilidad por no haberlo hecho antes y nuestro desempeño es mucho peor. Volviendo al ejemplo anterior, si el informe que tenía que preparar para la reunión lo he ido realizando la semana anterior y he ido preparando mi estrategia detenidamente, no estaré tan estresada, pensare con claridad y conseguiré con mayor seguridad mis objetivos. En mi web Psycofullness puedes aprender cómo dejar de posponer tus objetivos importantes para que no pasen al cuadrante de urgentes. Para ello te recomiendo que leas el siguiente post

Cómo dejar de posponer tus objetivos de una vez

Parece que está claro que atender lo más importante es lo prioritario, sea urgente o no. Pero que ocurre con lo que no es importante. Las nuevas tecnologías y las redes sociales han supuesto grandes avances en la gestión de nuestro tiempo, pero también nos hacen perder una gran cantidad de tiempo debido a que muchas tienen carácter de urgencia pero no son nada importantes.

Hace unos años nos interrumpía el teléfono, ahora, los smartphones, que por otro lado me parecen un invento fabuloso, nos interrumpen de múltiples formas : mails, mensajes, llamadas, redes sociales, internet,  etc. Se me ocurren varias estrategias para limitar todas estas tareas que no son importantes y que nos quitan tiempo para atender las que sí lo son. El primer paso es tomar conciencia de lo que realmente es importante en nuestra vida y fijarnos unos objetivos claros en consonancia. A partir de ahí podremos aprender a decir NO sin sentirnos culpables, sino sabiendo que es en pro de nuestros objetivos más importantes, y por tanto en pro de nuestro bienestar y felicidad.

Si te ha gustado este artículo y quieres ser el primero en recibir cada publicación nueva directamente en tu correo, suscríbete al blog en la parte derecha de esta página. 100% libre de spam.

Esther Canales Castellanos. Psicóloga Experta en Coaching PsEC y Economista.

Autora del libro » Psycofullness, Psicología Positiva y Coaching para una vida plena», donde aprenderás técnicas de gestión emocional, psicología positiva y coaching para vivir más plenamente el presente.

Puedes encontrar mi libro a través de Amazon, donde podrás comprarlo con todas las garantías y un servicio de entrega a domicilio y atención al cliente excelentes.

Lo puedes adquirir en dos formatos.

En papel, pinchando en el siguiente enlace:

Psycofullness. Psicologia Positiva y Coaching.: Para una vida más plena.

En formato ebook, pinchando en este otro enlace:

PsycoFullness, Psicología Positiva y Coaching.: Para una vida plena.

Esta entrada fue publicada en Coaching, Gestión del tiempo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Para empezar… Primero lo primero

  1. Pingback: Cuál es el secreto para ser excelente en lo que haces - PsyCoFullness

Deja un comentario